MIÉRCOLES DE CENIZA - 17 DE FEBRERO DE 2021

   Todos los alumnos del centro han celebrado desde ayer por la tarde, el inicio de la cuaresma con la imposición de la ceniza.

   Unas sesiones en las que han preparado este momento con intensidad y sobre todo, dándole sentido.

   Además se les ha presentado las actividades que mantendran vivo, a lo largo de estos 40 días, nuestros compromisos en forma de retos para los más pequeños, de dinámicas gamificadas para los mas mayores dónde pasar por el corazón, reconocer y darse, puesto que es un camino que no recorreremos solos... Diferentes momentos en los que revisar nuestros procesos de mejora adaptadas a cada nivel, desde infantil hasta Bachillerato, dónde convertirnos y caminar con Jesús, aquel Hombre de Nazaret.

Algunas fotos de estos momentos haciendo clik en la imágen.

             Introducción al momento de Ceniza en los mas pequeños del Centro de Infantil y los primeros cursos de Primaria::

   Hoy celebramos que Jesús está con nosotros/as y eso nos da mucha alegría, por eso decimos que es luz. Pero no una luz como la que tenemos en nuestras casas que le das al interruptor y se apaga, o que se acaba cuando se estropea la bombilla. Jesús es una luz que brilla siempre porque la energía que la hace alumbrar es el amor, y Jesús amaba siempre.

   Muchas veces Maxi viaja por el espacio, donde todo es oscuro. Y se mueve porque tiene dentro un montón de agradecimientos que le hacen ir HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ. Pues el amor de Jesús es así también, nos va a hacer brillar hasta el infinito y más allá. 

             Introducción al momento de Ceniza de los mayores de Primaria:

   Al principio de este año, cuando nevó en algunos lugares y se tenía que empezar el colegio, se estaba muy preocupado porque había subido un montón el precio de la luz. Eso quiere decir que tener las bombillas, la cocina o la calefacción encendida suponía tener que pagar mucho dinero. En algunas casas no podían encender nada, porque no les llegaba para pagarla. 

   Nosotros/as hoy comenzamos la Cuaresma. Cuarenta días caminando, “SALIÉNDONOS”, para llegar a la LUZ. Porque Jesús cuando resucitó nos trajo la luz a todo el mundo. Pero una luz que no es como la de las bombillas, que cuesta mucho aunque sean de las de bajo consumo. Dios nos da luz gratis. Es la luz que siempre tiene el mismo precio, no cuesta nada.

   Porque su luz es el amor, y el amor es siempre gratis. Jesús va a morir y a resucitar por nosotros/as, pero no nos va a cobrar nada, y eso que a Él le costó la vida. Esa energía que sale de ese amor gratis que nos da Jesús es lo que hemos venido a celebrar y a agradecer. Y es lo que nos vamos a llevar puesto para caminar durante toda esta Cuaresma. 

               Introducción al momento de ceniza en secundaria y bachillerato

   Hoy comenzamos la Cuaresma en toda la Iglesia. Cuaresma es tiempo para salirse… ¿de qué? Salirse de todo aquello que no nos permite ser la mejor versión de nosotros mismos, salirnos de nuestro egoísmo, de nuestras faltas de cuidado entre nosotros, de incomprensiones, de nuestra vida acomodada que nos hace creernos merecedores de todo cuanto nos rodea. Vamos a escuchar lo que nos dice El Evangelio, Jesús tira de nosotros y nos invita una vez más, vamos a fijarnos a qué:

Lectura de la Buena Noticia según Mateo

 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tenéis recompensa de vuestro Padre celestial.

Por tanto, cuando hagas limosna, no mandes tocar la trompeta ante ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles para ser honrados por la gente; en verdad os digo que ya han recibido su recompensa.

Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

Cuando oréis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vean los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa.

Tú, en cambio, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo recompensará.

Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas que desfiguran sus rostros para hacer ver a los hombres que ayunan. En verdad os digo que ya han recibido su paga.

Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no los hombres, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará».

Palabra del Señor